Cómo no va a querer petar ese culazo...

,

,

,

,

,

  • 80
  • 0

Es una suerte que a su esposa le guste sobremanera practicar el sexo anal, porque este tío tiene que reconocer que no podría resistirse toda la vida a meter la verga dentro de ese culo espectacular que le ha dado la naturaleza. Fue una de las cosas que le enamoró, aunque bueno, hubo otras también: sus curvas voluptuosas, sus tetas como melones, y una boca de gruesos labios, hecha para hacer las mamadas más espectaculares, como pudo comprobar después. Y así, aunque pasen los años y su mujer sea ya una madurita xxx, no deja de apetecerle darle por el culo lo más frecuente que puede, sobre todo sabiendo que a ella eso le encanta.

Vídeos relacionados